Mostacillas

Lulú triunfa en Hollywood
taller_mostacillas@yahoo.com
Mas
Site Feed
Home

Lulu presenta

Text Link Ads

Enhebra la aguja

Enfila las mostacillas

Urde los puntos

Mostacillas

Mis abalorios
Maria's virtual home
Kathi Lawson
Beadsky
Bellaonline Beadwork

Manualidades

Reves Derecho
Tejedoras Secretas
Disueños
Manos y lanas
Sally
Renaissance girl
Hecho a mano es mejor
Faro del sur
Cristina
Tejiendo para vivir
Proyectos Artesanal
Buenas Puntadas
Al Sur del Sur
Rebusca que te Gusta
¡Es lo que hay!
Lolita Blahnik
Topita Voladora
Chiquetadas
Limones y Naranjas
La Rueca Invisible
Mystic Artesanal
Corazon de Sandi­a
Mis damitas en Heidelberg
Patry
Sous le Soleil
Piniblu
Hadas y Flores
Mi Escodite
Made in Anuska
Fieltromania
Dejame terminar esta fila
Luna lunera
Te toco la China
Chuculeta con raton

En inglés

Jigra Knits
Amimono Pop
Craftster
Craftivism
Crafty Chica
ThriftDeluxe
Subversive Cross Stitch
Dioramarama
Redefining Craft
Whip Up
Get Crafty
My Paper Crane
See Eunny Knit
Angry Chicken
Molly Chicken
Wee Wonderfuls


whipup

Etcetera

Paypal
Esto es una porqueri­a
Como ser necio en 10 dias
Moliendo Paltas
Bajo Confesion
Hermana Bernadette
¡Que cosa!
Pamela Romero
Pink is the New Blog
Only Revolutions
Feministing
Todo vuelve a la matriz

www.flickr.com
This is a Flickr badge showing public photos from taller_mostacillas. Make your own badge here.

Pinceles

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters

Todo vuelve a la matriz
http://vuelvealamatriz.blogspot.com/

Están todos invitados a visitar La Matriz, un proyecto desarrollado con 4 maravillosas mujeres. De ahora en adelante me verán más allá que acá. Comenten. ¡Pero allá!
Lulú triunfa en Hollywood 6:54 p.m.
domingo, diciembre 02, 2007
5 mostacillas

PETA2.com

Tejiendo pasto
Tejedoras y tejedores:

Quiero invitarlos a participar en una intervención tejeril en Plaza de Armas, el sábado 24 de noviembre desde el medio día.

Los ciudadanos tenemos muy poca participación en la construcción de los espacios públicos. Siempre hay que alguien que ha pensado por nosotros, como si no pudiésemos decidir cómo queremos los espacios en los que nos relacionaremos con otras personas.

Un ejemplo de aquello, es la Plaza de Armas de Santiago. Toda de cemento, eso es lo primero que se nos viene a la cabeza cuando la imaginamos.

¿Por qué entonces, no hacernos cargo de ella? Tejamos pasto.
Tejeremos desde nuestras casas un espacio creado por nosotros y lo compartiremos con los ciudadanos. Aunque sea por unos minutos, aunque sea con pocas personas. Estaremos construyendo un espacio que de otro modo, jamás obtendríamos.

¿Cómo participar?
  • Teje cuadrados verdes de 30x30 centímetros.
  • Envíame un mail a larsen.cami@gmail.com con tu nombre y la cantidad de cuadrados que estimas tejer.Para la construcción del pasto hay dos opciones:
  1. Coses en tu casa los cuadrados que hayas tejido de modo que quede un cuadrado más grande. Luego, llegas un poco más temprano el día del evento y lo cosemos en el lugar.
  2. Participas en la reunión de armado que se realizará uno o dos días antes de la intervención, en un lugar a confirmar.
El 24 de noviembre al mediodía, nos reuniremos en la plaza sobre nuetra plaza tejida. Ahí, haremos un picnic y cualquier otra actvidad que realizarían en un día de campo. Si llevan una colaboración en alimento y bebida será absolutamente genial. La idea es invitar a los transeúntes a que compartan con nosotros y para darles a conocer una cara del tejido poco conocida.

¡Participen!

Esta es una fotografía de un evento similar realizado, ellos tejieron un río de 100.000 cuadrados.



Lulú triunfa en Hollywood 6:30 p.m.
jueves, noviembre 15, 2007
7 mostacillas

PETA2.com

Nuevo lanzamiento de Revés Derecho

Finalmente Sally ha reconstruído el portal Revés Derecho. La página fue hackeada hace unas semanas, y lamentablemente se perdieron muchos datos. Por eso es necesario que todos sus antiguos participantes se inscriban otra vez, y comiencen a colaborar con nueva información.

Para celebrar la inauguración del nuevo sitio, se ha lanzado un concurso que mantendrá bien ocupados a cualquier tejedor o tejedora que se inscriba.

Visiten la página para tener más información. Yo soy la organizadora, así que si tienen cualquier duda contáctenme.
Lulú triunfa en Hollywood 11:53 a.m.
domingo, julio 22, 2007
6 mostacillas

PETA2.com

Sin señal

Ha pasado tanto tiempo. He conocido a más personas. He tejido en muchos lugares nuevos. Hay demasiadas cosas por escribir, pero no suficiente tiempo.

Estoy escuchando Jeff Buckley. El disco en vivo en Siné. Se necesita tiempo para eso. Supongo que tengo unos minutos de más. Así que escribiré.

Tengo unos compañeros y compañeras maravillosos en mi nueva carrera que están tejiendo. Estamos tejiendo.

Partió como una broma por fuera, pero por dentro iba en serio. Tras dos clases del Curso de Formación General impartido en los pastos de Juan Gómez Millas, se aprendió lo necesario. ¿Qué podíamos hacer?

De algún modo llegamos al consenso de tejer una pantalla de televisión, un enorme lienzo de un canal sin señal. La carta de colores que hace unos años los canales aun mostraban cuando finalizaban su transmisión, antes de la programación del día por empezar y el reloj.

Al principioa los otros les costaba creernos, pero con unos cuantos cálculos matemáticos y las necesarias provisiones de lana comenzamos. Ahí sí nos entendieron.

He tejido en cafés, micros y bancos. Nunca me imaginé que terminaría tejiendo en el Salón de Honor de la Casa Central de la Chile en toma. Ahí estábamos, en un enredo de palillos y blanco, negro, azul, rojo, amarillo, fucsia y calipso. O Cyan. Da igual.

Avanzamos lento. Sin embargo, de aquí al segundo semestre, después de la muerte de muchos carteles de nylon y pintura acrílica, tendremos nuestra pantalla tejida. Creo que el hecho de que demore lo hace más divertido. Cuando se terminé recordaremos todo.

Mientras no termine en el suelo lacrimógeno de una micro de pacos por “subversivo”, nosotros felices. Si dura hartos años, mejor.

Suena Last Goodbye, esa canción me hace tan bien-mal.

Lulú triunfa en Hollywood 9:14 p.m.
sábado, junio 23, 2007
8 mostacillas

PETA2.com

Publicidad, obviamente
Desde el próximo 23 de marzo reiniciaré el curso de mostacillas, así que si quieren aprender o mejorar su técnica, bienvenidos sean todos. Y su generosidad.

Para más información pueden visitar la página con todos los datos necesarios.

Es una buena oportunidad donde no solo aprenderan muchas cosas, sino que además conoceran nuevas personas y los vamos a pasar shansho.

¡Ya lo saben!
Lulú triunfa en Hollywood 5:36 p.m.
sábado, marzo 17, 2007
7 mostacillas

PETA2.com

La groupie
¿Por qué, maldición? Yo, la que siempre atacaba cualquier intento de fanatismo irracional, he sucumbido. Puedo decir que desde el martes de la semana pasada, soy oficialmente una groupie. Pero no una groupie cualquiera.
Siempre me ha gustado Coldplay, a los 15 años era una fanática empedernida que coleccionaba hasta el más mínimo detalle de información. De hecho hice un sitio web que ya murio hace muchos años, pero que aun se encuentra el link en la página oficial del grupo. Con el paso de los años y con la ampliación de mis gustos musicales y el acceso a ellos, ya no tenía tanto tiempo como para concentrarme en un solo grupo y ni siquiera me preocupaba en buscar nuevos bootlegs.
Cuando me enteré que venía Coldplay casi me muero. Pero estaba bastante enredada, pues también venía Roger Waters. Luego de mucho meditar, decidí ir al concierto de Roger: por cuestión de edades, resultaba más probable que tuviese otra oportunidad de ver a Coldplay en el futuro.
El 2006 en el preuniversitario conocí a la Antonia y a la Sofía, que están igual rayadas que yo en lo que a música/televisión/cine se refiere. Y las perlas tenían entrada para ver a Coldplay en la segunda fucking fila. O sea.
En fin, el tiempo pasó y en febrero me fui a Viña. Como había sido mi decición no ir al concierto, tenía bastante claro que tarde o temprano me iba a arrepentir. Y así sucedió, mientras más me acercaba a la fecha de los concierto, más rabia me daba.
El martes 13 de febrero, volví a Santiago a eso de las 5 de la tarde, y casi enseguida me llama Sofia: venteahoramismoalhyatttenemosautografosfotosyregalarontickets. Yo iba a ir al Hyatt. YO, que tanto me burlaba de quienes se paraban ahí.
La cosa es que llegué, las chicas me contaron toda su aventura, los del fan club gritaban, corrían rumores, nos echábamos en el suelo, nos corrían los guardias, y así transcurrió el tiempo hasta aproximadamente la 1 de la madrugada. En ese momento quedábamos unas 20-30 personas y esto es lo que sucedió:
Salió uno de los guardaespaldas de la banda y un chileno, nos pidieron que nos pusieramos en fila lo más tranquilos posibles y nos contaron. El guardaespaldas dijo que éramos muchos y las entradas muy pocas, que iba a repartir al azar. Repartió 5 entradas, de esas una a la Anto y otra a la Shofi. Y yo ahí con cara de pena. El guardia entró y desde la puerta nos miraba a nosotras tres. Fijamente. ¡A nosotras!. Después miraba las entradas, y nuevamente a nosotras. En ese momento supimos que algo estaba sucediendo. El guardia sale de nuevo y se dirige a nosotras:

-¿Ella es su amiga?
-Sí, sí, sí!!!!
-¿A ustedes les dí ticket para mañana?
- sí, sí, sí!!!
-¿Y si me cambian esos dos tickets de mañana por otros para el jueves, así pueden ir juntas?
- yeaaaaaah

Entonces nuestro nuevo amigo recibe las dos entradas, las guarda lentamente y con la misma lentitud saca una entrada y se la pasa a la Sofia, luego otra y se la da a la Anto. Finalmente la tercera la acerca hacía mí, pero todos los otros patudos estiran sus manos y tratan de recibirla, pero nuestro súper amigo dice: No, it's for her. ¡Y me la da!. Y para la fila 9... oh!

Yo casi me muero. Empezamos las 3 a saltar como idiotas agitando las entradas en el aire. Nos sentiamos tan odiadas, que genial.
Al día siguiente llegué tempranito al hotel, lo mismo el dia jueves. Estaba tejiendo unos amigurumi de la banda que nunca pude terminar para entregárselos, pero ya quedamos que la próxima vez que vengan haremos lo imposible por dárselos.

Lo mejor de todo es que no me sentí avergonzada de estar días enteros sentada en el pasto, conocí a mucha gente, lo pasamos genial y la sensación de creer que algo iba a pasar era increíble. La banda no se asomó ni por si acaso durante esos días, pero igual, ¿ya?.

Y ya en el concierto me sentía tan extraña, no podía creer que estaba ahí. Si a los 15 años hubiese sabido que iba a ver a Coldplay por primera vez de esa manera tan especial... mientras las canciones pasaban me acordaba todo lo que había vivido desde que los escuché por primera vez. Estaba totalmente revolucionada. Fue absolutamente genial, nunca lo olvidaré. Lo mejor es que estaba con mis amigas que chillaron igual que yo, entre groupies nos entendemos.

Pero la historia sigue. Yo pensé que ellos se iban el sabado en la madrugada. Ese mismo día mi mamá me pide que la acompañe al Parque Arauco, para mi buena suerte, la entrada al estacionamiento por Cerro Colorado estaba cerrada y pasamos al frente del Hyatt. ¿Y que veo? las famosas vans sin patentes que tanto esperabamos y una veintena de fans parados. Mi mamá practicamente me empuja del auto para que me baje. Así que lo hago y con quien me encuentro? la Sofía y la Anto... piérdanse una. Esperamos un ratito y vemos salir a toda la gente del staff que conocimos durante esa semana: Moby, CSI, Beatlemanía, los guardias, el guapo que probaba la batería que de cerca no era tanto. Y en esa los vemos a ellos dentro del hotel, y ellos también nos miran. Quizás nos veíamos muy penosas, pero filo!. Para ese entonces, el lema de quienes nos encontrábamos ahí era "la que grita como histérica, pata en la raja", no queríamos echar a perder nuestra ultima oportunidad. Al final salieron, se despidieron y se subieron a las vans. No se acercaron a nosotros y nadie se llevó la patada. ¡Pero los ví irse!. Y nunca lo imaginé.

Lo pasé increíble, ha sido lo más estúpido e irracional que he hecho en mi vida pero no me importa. Lo volvería a hacer si tuviera la oportunidad. Aquí pueden ver un video del concierto que yo vi. No puedo creer que estuve ahí.
Lulú triunfa en Hollywood 11:24 a.m.
miércoles, febrero 21, 2007
14 mostacillas

PETA2.com

Cosas que odio
Caro me ha dejado la tarea de anotar 12 cosas que odio. Y aquí van:

  1. No soporto los ruidos de bocas, narices o manos del tipo comerse las uñas, que mastiquen con la boca abierta, que respiren cerca mio, etc. Suena a vieja histérica, pero lo admito. De hecho ODIO cuando la gente habla en voz baja... me enferma de los nervios completamente.
  2. La gente que maltrata a los animales me parece repulsiva. Son personas débiles que se aprovechan de los pobres animales que no pueden defenderse para hacerse creer a sí mismos que la llevan.
  3. Los tenedores. No me gusta comer con ellos, para lo único que son realmente útiles es para comer fideos. El resto me lo como con cuchara. Con tan solo mirar o pensar en un tenedor, siento el ruido que se produce cuando uno mastica una de estas atrocidades accidentalmente.
  4. Andar con zapatos o calcetines.
  5. A Kim Bauer de 24, a Marisa de The OC (menos mal que la mataron), a TBag y Mahone (quien más encima tiene cara de cuco) de Prison Break, a McDreamy de Grey's Anatomy.
  6. El olor de las carnicerías. Ok, eso es muy Meat is Murder, pero lo odiaba aun cuando comía carne.
  7. Quedarme corta de lana.
  8. El pésimo sistema de envío de Barnes and Noble.
  9. A todas las flacuchentas hollywoodense que andan sin calzones, ej: Paris Hilton.
  10. El olor a veneno en spray.
  11. El ruido de los taladros.
  12. Que mi gata Simona me estornude encima.

Y el meme va para.... cualquiera!

Lulú triunfa en Hollywood 10:02 p.m.
martes, febrero 06, 2007
10 mostacillas

PETA2.com

Grrrrly knitting

Un tema bastante repetido por estos lugares, pero por alguna razón hoy tuve un revelación. De esas bien tontas, cuando te das cuenta de que siempre tuviste todo frente a ti pero tu cerebro nunca juntó las imágenes y las palabras adecuadas para hacerte entender.

Me encantaba esa recién descubierta relación palillos-mujer, tanto como siempre he odiado a la de escoba-mujer. Pero hoy, por alguna razón sin sentido me fasciné por la ruptura de esa unión entre los palillos y las mujeres. ¡Tenemos que quebrarla alguna vez en nuestras vidas, quizás en múltiples ocasiones!. La cosa es así. Todas y todos nos hacemos una idea desde un momento muy temprano de lo tejeril… la abuelita que teje y cosas así. Lo que es muy bonito y es una aproximación necesaria para la futura interacción entre el tejido y lo femenino. Hasta aquí todo bien. P-E-R-O hay un pequeño problema. Tejer es una actividad maravillosa, nos libera, nos permite demostrar nuestra creatividad y hace que aparezcan objetos casi de la nada, eso lo tenemos claro, tejedoras/es. Sin embargo, y craftivistamente hablando, quedarnos con esta primera concepción inicial es un error horrible. Y la única solución es destruirla inmediatamente.

Según mi amiga Tyra Banks, “fierce” sería la palabra adecuada para describir esta ruptura. Oración que irónicamente acaba de convertirse en el argumento más anti-feminista de la historia, ¡weeepeeeee!. Necesitamos “fiereza” para reencontrarnos nuevamente con el tejido. Somos rudas, sí señor.

Porque no podemos ponernos a hablar de vanguardia, ni ser estilosamente anti-sistema y mucho menos quemar sostenes (en su defecto, tejerlos a crochet) si no creamos nuestras propias visiones. Necesitamos argumentos nuevos, pues cada segundo que pasa, las ideas se hacen más viejas hasta el punto en que pierden vigencia. Debemos adecuar nuestras necesidades al periodo histórico que vivimos.

En toda esta nueva movida de la reivindicación de las manualidades que se está dando en el mundo, liderado por mujeres jóvenes, talentosas y con buenas ideas (lo que se resume en “no-Martha-Stewart”) no es raro notar una actitud bastante punk. Claro, es estiloso, pero va más allá de eso. Yo creo que nadie se imaginó que uno podría sublevarse en contra de las manualidades y crear su propia visión una y otra vez. En algún momento los piratas y calaveras comenzaron a reemplazar a los conejitos, las rosas y los pajaros, ahí las cosas empezaron a desmoronarse y armarse de manera distinta. Porque para poder matar a las manualidades, hay que hacerlo desde adentro.

Los activistas pueden quemar todos los McDonalds que quieran, lanzar todas las molotovs que puedan hacer, pintar todas las focas que puedan encontrar y amarrarse a cada reja del planeta. Pero para matar la esclavizante ideología manualidades=mujeres hay que partir haciendo manualidades. Que loco.

Todas en algún momento de nuestras vidas nos replantareamos nuestra relación con las manualidades, y mientras más feroz sea esta, mejor. Feroz para defendernos y para atacar lo atacable. Feroz para plantar nuestras ideas sobre las que ya llevan décadas dando vuelta. Feroz para hacernos escuchar.

Quienes ven a las manualidades como algo insignificante, quienes encuentran debilidad en la mujer que las práctica sufren una carencia de fiereza casi mortal. Son como pajaritos, y nosotras leonas. Así que no deberíamos avergonzarnos de sus juicios y burlas. Son ellos quienes se encuentran atrapados en las interpretaciones erróneas y en los tradicionalismos sin sentido. Nosotras, como mujeres y tejedoras, como personas capaces de destruir y crear (tanto en nuestras cabezas como con nuestras manos) poseemos muchas ventajas que solo pueden ser conocidas, una vez que se empieza este camino.

Así que quede bien claro: nosotras, las mujeres que tejemos no somos ni debiluchas, ni lloronas, ni sumisas ni tontas. Somos mujeres fuertes, nuestra arma es nuestro cerebro y lo manifestamos con nuestros palillos, somos tan salvajes como cualquier quema-sostenes de por ahí. O incluso más. Grrrrrrrrrrrr.



Lulú triunfa en Hollywood 7:23 p.m.
martes, enero 16, 2007
17 mostacillas

PETA2.com

La próxima gran cosa

He estado ausente, pero por buenas razones. El próximo 18 de diciembre tengo que hacer la PSU o prueba de selección universitaria, el nombre es bastante obvio, es un test que se realiza en Chile para poder entrar a la universidad. Así que he estado estudiando. En fin, he estado pensando en un tema ya bastante repetido en este blog, al cual, a pesar de todo, nunca le he dedicado un post entero. Y aquí está pues.

Ese tema es como en este último tiempo parece haber una resurrección del tejido. No, no una resurrección, eso suena a volver a glorias anteriores y muy añejas. Más bien es una revolución, una reconstrucción total del fin y la percepción del tejido. Porque para muchos, hace ya bastante tiempo que tejer dejó de ser una cosa de abuelitas y reuniones en salones pasados a naftalina y pipí de gato (aunque sí, lo admito, mi pieza tiene algo de eso último).

¿Qué es lo que pasó entonces? Porque las revoluciones no ocurren solo porque sí. Surgen de una serie de procesos que buscan cambios en la manera en que se hacen las cosas, hasta que alguien tiene una buena idea para salir de ese ciclo ya oxidado y las cosas comienzan a cambiar.

Vamos por parte. Estoy segura de que el tejido nunca perdió su vigencia. Siempre fue una herramienta que muchas personas disfrutaban, ya sea para pasar un buen momento, como un medio de financiamiento económico o bien como una expresión cultural, entre muchas otras explicaciones. Pero globalizadamente hablando (me encanta esa palabra, es tan PSU de historia), sentíamos que los que tejían no eran parte de “los nuestros”: abuelitas, artesanos, indígenas, etc. BigMacmente hablando, el tejido era algo pintoresco, pero no para “esta época”. No way.

Entonces el tejido se transformó en revolución cuando permitimos que entrara en nuestra sociedad súper-moderna-llena-de-lucecitas y bla, bla. Pero no precisamente incrustada en esta para ayudar en su grandeza, sino como un instrumento delator de sus bajezas.

Eso es precisamente la revolución. Comenzamos a valernos de instrumentos actuales como Internet, para hacer cambios con herramientas tradicionales. Palillos y lana. Como para que nadie se de cuenta.

Claramente esta no es una revolución a gran escala. Google no comprará ninguna comunidad de tejido online (aun así, tenlo en mente, Sally). Lo bueno es que se trata de una revolución en la que todos pueden participar y no tenemos que cortarle la cabeza a nadie. Ni encarcelar a los antirrevolucionarios o seguir a un líder, que como la historia lo dice, seguramente tendrá vello facial extraño. A lo más, no se depilará en invierno.

Ya he mencionado anteriormente las cosas positivas del tejido en otros posts y estoy segura de que todos quienes ya tejen los tienen bien claros: por cada cosa que tejemos, es un producto menos que compramos, sin mencionar que mientras lo tejemos lo pasamos excelente.

Lo que me gusta de este hecho es que se ha reinventado completamente. Todos los días aparecen nuevas ideas, nuevos objetos, nuevos materiales. No se trata de tejer chalequitos para el nuevo nieto (aunque claramente, también se puede hacer). Se trata de armar cosas para romper otras. De salir de las cosas idénticas, de destacar. De sacar los palillos del bolso y nunca más tener que poner cara aburrida en el metro.

Este es un nuevo tejido, una actividad que cada persona puede interpretar como le plazca, lo que lo hace casi indefinible y a la vez completamente identificable.

Es tan especial, que a penas te das cuenta de su existencia, ya eres parte del fenómeno.

Lamentablemente en Chile la cosa avanza muy lento. En EEUU y Europa es todo un boom. Pero lo positivo es, que a diferencia de otras expresiones, esta se puede implementar tan rápido como vayas a buscar un par de palillos. No hay que seguir ningún manifiesto, ni gastar mucho dinero, muchos menos esperar meses para conseguir los implementos necesarios. Que esto esté pasando en esos países no es un impedimento, ni es algo que debería dar vergüenza, pues no se trata de una moda pasajera para vender cosas. No hay ninguna entidad, persona o nación que esté manipulando el tejido para su propio beneficio. Bill Gates nunca tendrá el monopolio de las ovejas (¿o si?). Una vez que se agarran lo palillos eres tú quien la controla. En ese sentido, no se trata de copiar una moda foránea como tantas otras, simplemente porque no es algo extranjero... algo de paises desarrollados, es simplemente, algo que le pertenece a la humanidad.

Creo que ya es hora de que comencemos a vivirlo aquí. Y si bien el acto mismo de tejer es algo individual, se necesita de una comunidad activa para llevarlo a más personas. Es algo tan fácil de realizar, pero muy complejo en su fondo. Complejo de una manera provechosa, no angustiante. Debemos darnos cuenta de que frente a este debate un tejedor SIEMPRE tendrá la razón, y tan pronto como el no tejedor se de cuenta de los beneficios, automáticamente se convertirá en uno.

Aquellos que miran el tejido con recelo, no saben lo que se pierden y somos nosotros los encargados de mostrárselos. Así de simple.

Lulú triunfa en Hollywood 12:46 p.m.
domingo, diciembre 10, 2006
23 mostacillas

PETA2.com

Hombres que tejen
El gran mito, ¿no?. El eslabón perdido del tejido. Un sueño para las féminas y un panorama brumoso para los varones.

¿Es tan atípico ver un hombre tejiendo? Pues dependiendo de donde se vive y con quienes se vive, esta realidad puede ser más o menos común.

En Chile esto aun se ve muy poco. Es una actividad relegada, para los más afortunados, a algún taller escolar durante la infancia, silenciada, para los más desgraciados, por las masculinas burlas de sus amigotes. En otras ocasiones el hombre es un anexo más de las herramientas tejeriles, un desarma nudos, un courier lanero, un crítico de modas o en el más común de los casos, un modelo. El hombre se relaciona con el tejido desde afuera (o en este caso desde adentro del chaleco, par de calcetines, gorros, etc), no es extraño que algunos varones sientan la misma sensación de incertidumbre y contemplación entre un ovillo de lana y un paquete de toallitas higiénicas.

Al final de cuentas alejar al varón del tejido es un estereotipo tan negativo como relacionarlo exclusivamente con las damas.

Los hombres tejen, señoras y señores, y tejen desde hace mucho tiempo. Es más, algunos historiadores han establecido que el nacimiento de esta tradición se debe al tejido de redes de pescar por parte de muy masculinos marineros y pescadores. Y si usted aun no lo cree, le recomiendo esta página web dedicada enteramente a hombres tejedores. Con fotos incluídas.

Debo admitir que si me impresiona ver un hombre que teje. Me cuesta mantener esa pose muertealosmachistastejeresunisex y poner cara de que es lo más normal para mí. Me encantaría que fuese algo súper normal, y visitar las decenas de paginas y blogs de chicos que tejen me demuestra que en algun lugar del mundo esto es bastante común. Y es que donde yo vivo no se ven hombres tejiendo ni haciéndolo público, y mientras esa situación no cambie seguiré mirando las fotos de hombres tejiendo como esas fotos microscópicas de granos de sal o fibras de papel con las que uno dice "heeeeeeey, no puedo despegarme de esto... es adictivo". Y por supuesto que me gustaría que más hombres tejieran, que fuese algo completamente normal, por la misma razón por la que me gustaría que más mujeres jovenes comenzaran a hacerlo: porque es una actividad genial que no debería causar verguenza, es una actividad que trae muchas cosas positivas al tejer y a quienes lo rodean, es una herramienta de expresión, desarrolla la creativad, y bla, bla bla. Además diganme si no se siente bien ir tejiendo en la micro y ser el centro de atención aunque sea por unos segundos.

¡Pobre el padre que se siente avergonzado de ver a su hijo tejer!, ¡Desdichado el hombre que se burla de otro por verlo con el tejido entre las manos!
Lulú triunfa en Hollywood 12:56 p.m.
miércoles, noviembre 08, 2006
35 mostacillas

PETA2.com